Ensayo sobre el lenguaje

En nuestra clase Lengua nuestra profesora Camila Aliberti nos pidió que escribiéramos un ensayo y para esto nos dio a elegir dos afirmaciones, yo elegí “uno es dueño de su silencio y esclavo de sus palabras”

Las palabras son algo fundamental en la vida cotidiana de las personas, ya que nos permite comunicarnos con el resto del mundo. Pero, aunque, el lenguaje es útil, no siempre lleva a un fin positivo. Aristóteles, un filósofo Griego, dijo que cada uno es dueño de su silencio y esclavo de sus palabras. Esta frase demuestra que todo lo que digas no va a poder ser alterado, pero, todos terminamos siendo libres a la hora de decidir qué decir. Entonces, también se puede decir que todos son dueños de sus palabras y esclavos de su silencio, debido a que quedarse callado habla más que mil palabras.

Usualmente cuando hablamos no somos conscientes del efecto de nuestras palabras sobre el prójimo. Somos capaces de ver las consecuencias de nuestras palabras al terminar nuestra oración. Por lo tanto, las palabras que decimos pueden causar daño a la persona que las está escuchando. Esto hace referencia la hecho que somos esclavos de nuestras palabras. Una vez dicha nuestra oración no hay modo de retractarse, aunque nos arrepintamos de nuestras palabras. Por ende, nos quedamos atados a lo que decimos. Por que toda oración que ha salido de nuestra boca, va quedar siempre grabado en la mente de uno.
Al mismo modo que nos podemos declarar esclavos de nuestras palabras, podemos decir que somos dueños de lo que decimos. Cada uno es libre de manifestarse como quiere. Todos tenemos derecho a decir lo que queremos. Por lo tanto, todo lo que expresamos con el lenguaje es algo que creemos y apoyamos. Entonces, no se debería considerar la palabra como dueño nuestro, ya que tenemos el poder de hablar cuando y de lo que queramos, aunque pueda tener un efecto negativo en la otra persona.

En su oración, Aristóteles también hace referencia al silencio. El creía que las personas tienen poder sobre el. Este pensamiento tiene sentido, hasta punto, porque una persona astuta debe saber cuando callar y cuando no. Si volvemos a la explicación de la segunda parte de la oración del filósofo griego, se puede deducir que las palabras pueden llevarte a cometer errores que van a ser difícil de revertir. Entonces, el saber callar en el momento adecuado provoca a tener una ventaja sobre el otro. Al mantenernos en silencio, nos permite escuchar las ideas de la otra persona, lo cual te deja analizar si estas de acuerdo o no con el punto de vista se esa persona. Por lo tanto, nos deja tiempo para averiguar si es adecuado el momento para hablar o callar, lo cual demuestra la virtud del silencio y como somos capaces de utilizarlo para nuestras propias intenciones.

Previamente, mencioné que el poder sobre el silencio que uno tiene, según Aristóteles, es parcialmente correcto. Esto es debido al hecho que el silencio de uno dice más que mil palabras. Por más que el hecho de poder callar se pueda ver como una fortaleza, también se puede decir que es una debilidad. El silencio de una persona puede llegar a decir más de mil palabras. Esta idea se puede ver representada con el refrán, “el que calla otorga”. Esto significa, en un modo, la debilidad en tus argumentos, ya que, no sos capaz de refutar u oponerse a lo que el otro dice. Por ende, se le otorga una especie de victoria a la otra persona, que puede no ser del todo merecida, por el solo hecho de no ser capaz de hablar y dar tu opinión, lo cual te hace esclavo de tu silencio.

Entonces, si volvemos a la frase de Aristóteles, “uno es dueño de silencio y esclavo de sus palabras”, podemos decir que este pensamiento nos es correcto del todo. Lo que se puede interpretar de las palabras del filósofo es que, es mejor permanecer callado en vez de hablar, debido a las consecuencias de las palabras de uno. Pero, al mismo tiempo, si se sigue este pensamiento, uno puede llegar a ser un cobarde, ya que no es capaz de demostrar su verdaderos pensamientos y punto de vistas. Entonces, se puede llegar a la conclusión que las palabras de Aristóteles revelan una mirada más cuidadosa y que tiene miedo de las consecuencias de sus propias palabras.

Esta entrada fue publicada en 4AC2018, CASTELLANO, Inicio, Lengua. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ensayo sobre el lenguaje

  1. camilaaliberti dijo:

    María: muy buen trabajo. Destaco el trabajo con la estructura vista en clase. Cada una de las partes de tu ensayo resulta clara, y está bien organizada. Los argumentos son independientes y autónomos pero, a su vez, están relacionados con la hipótesis. Esto era fundamental para este primer trabajo del año.
    Valoro además la conclusión, en la que se retoma la hipótesis pero incorporando un análisis personal; agregando la reflexión generada por el trabajo.
    De todas maneras, creo que deberías tener en cuenta lo siguiente. Algunos ensayos corren el riesgo de volverse demasiado expositivos. Esto ocurre cuando se prioriza la explicación y se utiliza como único método de argumentación (en lugar de valerse de otros, tales como las citas de autor, ir a lo particular dando casos, los ejemplos).
    De todas maneras, te felicito por un muy buen trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *